10 consejos para elegir un sofá

  1. Para elegir un sofá hay que tener en cuenta la comodidad, la ergonomía, su resistencia y por último el diseño. Debemos pensar donde va a ir colocado y su tamaño. Mide el espacio donde lo quieras colocar, si puedes dibuja en un papel cuadriculado todo el salón y dibuja en él los muebles que deseas poner (cada cuadrado será 10 cm) y respeta las zonas de paso, y con este plano acude a la tienda. Conviene que el sofá sea proporcionado al resto de mobiliario.
  2. Los sofás pueden ser de una pieza (compactos) o modulares. Los de 2 plazas van desde 160 a 180cm, los de 3 de 190 a 250cm y los de 4 a partir de 280cm. Los modulares pueden adaptarse al espacio con rinconeras, chaises longues, dándole la forma que deseemos y de distintos tamaños.
  3. El sofá elegido debe ser anatómico, hay que tener aspectos en cuenta como la altura del respaldo (entre 80 y 90cm, para que apoye la cabeza y la profundidad del asiento (entre 60y 80cm) para que se apoyen los pies en el suelo cómodamente, y los brazos anchos con una altura hasta el codo (entre 12 y 20cm) .
  4. La mejor manera de saber si es cómodo es probándolo, siéntate y comprueba la firmeza del respaldo y el asiento, si es necesario túmbate si es de la manera que vas a utilizar el mueble. Comprueba todos sus accesorios que sean fáciles de manejar.
  5. El relleno es fundamental para la comodidad, el asiento debe ser de espuma o gomaespuma con una densidad de 20 y 25kg siendo más rígido que el respaldo, este es preferible que sea de plumas o espuma menos densa.
  6. La estructura debe componerse de un armazón solido y una base firme, de él depende la durabilidad de un sofá. Las más utilizadas son de madera maciza y las de aglomerados que resultan más baratas y peor calidad. Y las más resistentes son las metálicas pero también las más caras.
  7. La base realizada de muelles de acero, siendo la mejor opción, evita que se deforme, y también puede ser de cinchas entrecruzadas, aunque son menos resistentes. Hay sofás que combinan las dos, siendo los más ventajosos.
  8. La tapicería es lo primero que vemos, debe combinar resistencia y facilidad de limpieza. Al elegirlo hay que saber si puede lavarse o necesita limpieza en seco. Cada vez existen más telas con un tratamiento protector de anti manchas (Teflón) o sanforizados que evitan que se encojan. Existen en el mercado tejidos de micro fibras que repelen casi cualquier sustancia, transpirables, ligeros y resistentes al desgaste. Si nos decidimos por el cuero, sabemos que es un material natural y elegante que solo debemos hidratarlo cada seis meses, o bien de piel sintética resultando mucho más económico. Pueden ser desenfundables, que son las más prácticos, sobre todo si tenemos niños. Si la elegimos fija podemos protegerlas con fundas que podemos cambiar cuando nos convenga incluso variarla de invierno a verano.
  9. ¿Qué estilo queremos? Las formas curvas, brazos y patas torneados, tapizados con capitoné y estampadas ayudan a crear ambientes con un suave estilo clásico. Las líneas depuradas y ángulos marcados, las patas metálicas, tapicerías lisas es un estilo más moderno y actual, suelen tener respaldo bajo, ideales para tumbarse pero no son cómodos para estar sentados.
  10. Si tenemos problemas de espacios, una solución ideal es el sofá-cama. Los más confortables son los de tipo extensible o acordeón, donde el asiento se despliega hacia delante, aunque requieren más espacios que los de tipo libro o los de nido.

Existen también modelos con muebles auxiliares, como mesitas, estantes para libros, revisteros, tipo arcón, con gran capacidad de almacenaje y otros transformables con múltiples accesorios como reposacabezas extraíbles, respaldos reclinables, incluso reposapiés extensibles. Estos accesorios se pueden seleccionar de forma independiente por asiento incluso pueden ir automatizado.

1b2367c

 

 

 

Carmina Pacheco

Decoradora de interiores en Dogares

5 razones para tener un jardín vertical

La instalación de jardines verticales es una tendencia creciente que consiste en un sistema de ajardinamiento dispuesto normalmente sobre una pared o fachada, en el que las plantas se desarrollan en un sustrato que está sujeto a una estructura vertical.

Además de la belleza y fresco aroma que aportan en cualquier estancia, existen 5 razones fundamentales para tener un jardín vertical:

 

  1. Mejora la salud y bienestar de las personas.

Si optas por incluir un jardín vertical en el interior de tu casa o tu espacio de trabajo, éste proporcionará beneficios para la calidad de vida, al incrementar la humedad del aire y fijar los agentes contaminantes, tales como:  disminución de la sequedad de la piel, mejora de la respiración y generación de efectos psicológicos positivos.

IMG_73442

Jardín Vertical Interior en Bar Pelayo, Sevilla. (Terapia Urbana)

 

  1. Combate el síndrome del edificio enfermo.

Protege los edificios mejorando las condiciones ambientales de las estancias, ya que las plantas fijan los gases y partículas contaminantes en el interior de las edificaciones.

 

  1. Aumenta la biodiversidad en el entorno urbano.

Al incrementar las zonas verdes en las ciudades, se recupera el equilibro natural entre especies, mejorando el ecosistema urbano, y se facilita el control biológico de las plagas.

IMG_3661

Jardín Vertical Exterior en Plaza Levante, Bilbao. (Terapia Urbana)

  1. Disminuye el consumo de energía.

Supone una mejora en el aislamiento de fachadas, ya que permite mantener un equilibrio en la temperatura dentro del hogar o local comercial.

  1. Mejora la concentración y productividad laboral.

Al generar entornos más agradables y saludables, influye positivamente en la motivación y estado de ánimo de las personas, también ayuda a disminuir el absentismo laboral.

 

JV CM 05

Jardín Vertical Interior en Restaurante Cuatro Manos, Córdoba. (Terapia Urbana)

 

¿Te gustaría instalar un jardín vertical en tu vivienda o negocio?

Te recomendamos contactar con la consultora andaluza Terapia Urbana, un referente en las empresas de jardines verticales, que gestiona desde la producción hasta el mantenimiento de cada instalación en toda España e incluso en el extranjero. ¡Ellos te asesorarán sin compromiso!

Librerías en el hogar

Las librerías son un espacio de almacenaje inestimable capaz de adaptarse a cualquier estancia y necesidad.

Se pueden hacer a medidas o componerlas mediante módulos ya fabricados, no sólo sirven para guardar libros, sino que también pueden integrar los más diversos objetos como por ejemplo aparatos tecnológicos, dependiendo del lugar donde se ubiquen.

Si su destino es un rincón de lectura, posiblemente sólo se necesite huecos para libros, estos deberán tener diferentes alturas para que estos encajen cómodamente según sus distintas alturas.

Alonso-Carrillo_05

Si lo que deseamos es ubicarla en el salón, tendríamos que dejar varios huecos para instalar los distintos aparatos electrónicos y un espacio para la pantalla plana de la televisión, ya sea colgada o sobre el propio estante. En determinados casos se puede integrar también la chimenea, normalmente en estos casos las librerías son fabricadas a medidas, ajustándonos a las necesidades que tengamos y el espacio que deseamos cubrir. En estos casos es interesante hacer un listado de aparatos y elementos que queremos incorporar, para dejar definidos los huecos más apropiados y las tomas eléctricas necesarias, así como ponerlas ocultas en la medida de lo posible, de forma que todo se vea limpio y ordenado.

P1030097

Otra opción es colocarla en un pasillo, alguna zona de paso o incluso haciendo de separador entre distintos ambientes. En este caso emplearemos librerías sin fondo, a modo de estanterías, y de esta forma aligerar su presencia visualmente.

P1030067

La elección de los materiales es muy importante, hoy en día existe en el mercado una gran diversidad que ofrecen distintas posibilidades desde las maderas tradicionales, el pladur, materiales sintéticos… y el color dependerá si lo queremos integrar con el resto de la estancia o deseamos que tenga su propio protagonismo.

Eliminando barreras

Recientemente recibimos la solicitud de una reforma exprés para un baño por parte de un matrimonio de avanzada edad con dificultades de movilidad.

image2

Comenzamos el trabajo con la eliminación de la bañera con sus correspondientes tabiquillos, modificando el desagüe de la misma para conseguir la cota necesaria y poder realizar un plato de ducha in-situ a nivel de solería con un asiento de fábrica.

image3

Una vez realizados los trabajos de demolición y desmontaje, se procedió a realizar la correspondiente formación de pendiente con mortero de cemento y la impermeabilización de la misma con una membrana de PVC con la válvula inyectada.

image4

Posteriormente se alicataron los zócalos perimetrales y se recibió el acabado del suelo, en este caso gresite antideslizante blanco, para finalizar con el rejuntado de todo el conjunto.

8c9685d6793907ade01555fe2c2354d3

IMG-20160127-WA0003

IMG-20160127-WA0004

El tiempo de ejecución fue de tan sólo dos días, obteniendo un resultado satisfactorio para los clientes, que ya pueden disfrutar de las instalaciones con total comodidad.