7 consejos para ahorrar energía en casa

Hay muchos motivos por los que podemos querer reformar nuestra casa, normalmente tiene que ver con mejorar el confort o solucionar la adaptabilidad. Pero quizás quieras hacer una reforma en tu hogar para mejorar la eficiencia energética.

AHORRO ENERGÉTICO DE TU VIVIENDA

Hace unos 20 años no teníamos conciencia de lo que significa la eficiencia energética y la contribución que hacemos al cuidado del medio ambiente. En el parque de viviendas español, las construcciones anteriores a los años 80 pueden ahorrar hasta un 90% de la demanda energética.

Para ahorrar energía en casa, existen 3 aspectos fundamentales a considerar:

  • Un aislamiento eficiente.
  • La estanqueidad del aire en el interior de la vivienda.
  • Contar con un sistema de ventilación adecuado.

Lo cierto es que hablar de eficiencia energética es ir más allá de cómo calentamos o enfriamos el hogar, tiene que ver con saber donde están las fugas o derroches.

Para ello, te recomendamos que sigas estos 7 consejos para ahorrar energía en casa:

  1. Aislamiento, quizás no podemos tocar las paredes del edificio, cuestión que corresponde a la comunidad, pero siempre podemos ayudar instalando ventanas con cámaras de aire lo más ancha posible.
  2. Fugas, revisa las cajas de las persianas… esas corrientes de aire cuando todo está cerrado revelan que de forma escondida no existe estanqueidad en la vivienda.
  3. Orientación, ya no puedes elegir hacia dónde construir tu casa, pero siempre podrás “jugar” con cortinas y persianas, evitando el exceso de calor en horas críticas.
  4. Calefacción, este tema merece una pensada importante, depende de tus posibilidades económicas, tipo de vivienda, lugar donde esté situada…
  5. Aire acondicionado, es mejor mantener una temperatura sobre 25 grados, enfriar la casa a menos temperatura tiene riesgos para la eficiencia energética, así como para la salud.
  6. Electrodomésticos, inclínate por la serie A, en un par de años ha amortizado la inversión diferencial y a largo plazo lo vas a notar.
  7. Iluminación, no hay que hablar mucho, LED, es el futuro.

Nuestra recomendación es que, si vas a hacer alguna reforma, contrates una empresa donde te hablen con propiedad, y te recomienden soluciones apropiadas, para que tú también puedas aportar tu granito de arena contra el cambio climático.

1b2367c

 

 

 

Carmina Pacheco

Decoradora de interiores en Dogares

¿Cómo colocar cuadros en las paredes de tu hogar o tu oficina?

¿Te gustaría decorar con cuadros tu casa o tu espacio de trabajo pero no sabes cómo colgarlos?

  1. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que el estilo y los colores son acordes a la decoración del espacio.
  2. En paredes pequeñas conviene colocar cuadros pequeños. El tamaño de la pared debe ser proporcional al tamaño del cuadro. También ocurre con la forma, en las paredes largas conviene más colocar cuadro que sean más anchos que altos. Las paredes muy grandes pueden cubrirse con conjuntos o con composiciones de varios cuadros.
  3. Si el cuadro va a estar colocado en la pared sobre una cama o un sofá conviene dejar por lo menos 45 centímetros por encima del mueble. Se recomienda tomar una medida de por lo menos 1 metro 60 centímetros desde el suelo hasta el centro de la pieza artística. El centro del cuadro debe quedar más o menos a la altura de los ojos de la persona. Lo ideal es que el centro de todas las piezas esté en una misma línea.
  4. El espacio entre cuadros colgados uno al lado del otro debe ser por lo menos el doble del ancho del marco. Es decir, si los marcos tienen 2 centímetros conviene dejar por lo menos 4 centímetros entre los cuadros. Ojo, pero esta regla no se aplica igual para todas las piezas, porque mientras más grandes sea los cuadros conviene dejar más espacio entre ellos para poder apreciarlos mejor.
  5. Los cuadros que estén colocados sobre los muebles no deben ser más grande que éstos. Es decir, el ancho del cuadro no puede ser mayor que el ancho del sofá o de la cama, porque si no tiende a verse muy grande o desproporcionado.
  6. Ubica juntos cuadros con el mismo estilo de marco. Así, aunque los temas y los tamaños sean muy distintos darán la idea de orden.
  7. Para colocar juntos cuadros de distintos tamaños, conviene agruparlos haciendo coincidir uno de sus bordes, o bien colocando un cuadro central y los demás alrededor del primero.

Una buena idea, para saber cuál puede ser la mejor distribución de los cuadros en la pared, es recortar la silueta en papel y colocarlos con cinta adhesiva sobre la pared, así puedes cambiarlos tantas veces como quieras hasta lograr el orden que te guste.