Consejos para tener una cocina que permita la convivencia

La cocina hasta ahora había sido un espacio de trabajo poco elegante y que no nos solía gustar enseñar al mostrar nuestra casa, por lo general son espacios más pequeños de lo que nos gustaría y demasiados enseres que esconder, al final se termina con una encimera un poco caótica llena de pequeños elementos que nunca están los suficientemente ordenados para querer enseñarlos.

Para lograr tener una cocina que permita la convivencia, es importante tener en cuenta los siguientes consejos:

Las últimas tendencias abogan por crear espacios donde se aúnan la zona de preparación de alimentos, haciéndolos más confortables, y las zonas de convivencia, por ello las islas se convierten en espacios imprescindibles. La zona de office también se convierte en un elemento integrador y si no se tiene suficiente espacio se puede crear una barra que sirva tanto como superficie de trabajo, como zona para comidas rápidas (desayuno, picoteo…), en el extremo es conveniente instalar un mueble donde almacenar los pequeños electrodomésticos.

41376857_m

A la hora de distribuir una cocina es importante mantener alejados la zona de agua de la de fuego y que quede entre ambas una zona cómoda de trabajo para la preparación de alimentos.

El frigorífico debe estar situado próximo a la zona de comedor, y cerca de la zona de trabajo, también debe haber siempre un espacio de encimera libre cercano para poder manipular lo que se extrae. Es muy incómodo tener otras personas cruzándose en la cocina para coger cosas que necesitan del frigorífico.

Hoy en día, cualquier cocina cuida tanto sus equipamientos interiores como los acabados exteriores, estudiando los espacios al milímetro, contamos con numerosos métodos para compartimentar mediante cajones, bandejas, cestas, sin olvidar los separadores y pivotes, que evitan el desplazamiento de los objetos al abrir y cerrar los cajones. No olvides cuando compres una cocina cuidar estos detalles, porque te salvarán del caos y tendrás todos los rincones aprovechados.

38199435_m

Referente a las encimeras, deben aunar la alta resistencia al uso diario con un sencillo mantenimiento. Existen multitud de materiales y presentaciones en el mercado para elegir la que más se adapte a tu mobiliario. Si optas por estratificados y alistonados son los más económicos y sencillos de mantener. Las encimeras de maderas, el haya y las tropicales son las más resistentes, pero necesitan un tratamiento para impermeabilizarlas, se debe tener cuidado con el calor y los golpes. El acero es el material más higiénico, pero necesita someterse a un cepillado para disimular los efectos del roce. El granito (el más resistente) y mármol son los más empleados hasta ahora, estas piedras naturales se ven reemplazadas por materiales nuevos como el micromarmol (relación calidad/precio excelente), otros compactos o sintéticos combinan cuarzo natural, resinas polímeras y cristal (muchos colores y muy resistentes al desgaste, son los más utilizados actualmente) y por último han emergido unos materiales nuevos sintéticos que unen unas bases naturales con polímeros acrílicos y dan una apariencia sólida y continua, muy parecida a la del plástico duro. (Con este material se puede moldear las superficies, evitando las juntas).

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *