La importancia de los detalles: Complementos cerámicos

Al margen de su pasado glorioso y artístico, la cerámica esmaltada, el azulejo, ha sido y sigue siendo el acabado más empleado en la construcción para el revestimiento de núcleos húmedos interiores (cocinas, baños, lavaderos, etc.). También suele emplearse en exteriores, más cuanto más al sur: patios, terrazas, fachadas, balcones… Del mismo barro que da cuerpo a la teja y el ladrillo, una vez vidriado resulta un producto absolutamente higiénico, razonablemente económico y con enormes posibilidades decorativas. Barro cocido al paramento y porcelana a nuestros ojos y manos, qué maravilla. El az-zulaiy y sus técnicas entraron en Europa a través de Al-Andalus en el siglo VII. Su origen se pierde en Mesopotamia y Persia.

El noble y maleable barro permite, por supuesto, la fabricación de multitud de piezas complementarias, enfocadas a la ornamentación –molduras, trenzas, cordones, cenefas, frisos, listelos, badenes… con todo tipo de decorados y relieves- o a la solución de encuentros y otros detalles arquitectónicos –escuadras, cubrecantos, escocias, cantoneras, vierteaguas, pasamanos y ángulos para todas las piezas antes mencionadas-.

El azulejo artesano y las modernas colecciones de inspiración clásica siguen ofreciendo en sus catálogos este tipo de piezas. Para el azulejo industrial, la perfilería ha sustituido con éxito a la mayoría de ellas, sobre todo a las de corte más funcional que decorativo. Llamativa y honrosa excepción es la escocia, prescrita por Sanidad para evitar rincones en determinadas instalaciones. Por otra parte, el empleo del gres y el porcelánico, en su origen más enfocados al pavimento, también como revestimiento (rústicos, imitaciones piedra, imitaciones ladrillo…) ha traído como consecuencia la proliferación de piezas especiales en estos acabados: molduras, listelos y ángulos o escuadras fabricados en cerámica, que cubren el expediente decorativo pero carecen de robustez; es importante macizarlos a conciencia con un buen cemento cola.

Cantonera que Gaya Forés fabricó, qué bonita queó 001 comp cer 008 comp cer 009 comp cer 011

Como siempre, para elegir con acierto es mejor asesorarse bien. Siempre existe una buena solución y los buenos profesionales las conocen. A la hora de elegir un revestimiento, no basta con que sea de primera calidad y nos agraden el color, la textura, el formato y demás. Merece la pena interesarse por cómo vamos a resolver ciertos detalles. Es que son importantes, los detalles…

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *