¿Lavado de cara, reforma barata o reforma de calidad? (1/3)

Esta pregunta sería el origen de un conflicto a la hora de tomar decisiones sobre la reforma que quieres o queréis hacer. Si depende de más de una persona se complica.

Creemos que hay dos aspectos fundamentales que dirigen esta gestación. El primero la disponibilidad económica o la capacidad de endeudamiento con la que se cuente. En segundo lugar estaría el uso que se le vaya a dar al inmueble.

Estaréis de acuerdo en que no tendremos el mismo punto de vista si reformamos nuestra vivienda habitual o el apartamento de la playa o un piso en buena zona para alquilar o la vivienda que se alquila a estudiantes.

Hay un tercer aspecto que aparece después que está relacionado con la edad del inmueble y con el estado de conservación y mantenimiento del mismo.

¿Qué hacemos? nuestra opinión es y será la misma siempre: para hacer una chapuza es mejor no hacer nada. Orienta con criterio tus recursos económicos a la hora de invertirlos en la mejora de cualquier activo inmobiliario. El primer euro empléalo en lo verdaderamente importante.

¿Conoces todos los aspectos técnico-económicos para poder establecer las prioridades de inversión? Si la respuesta es no, busca ayuda técnica especializada y acompáñanos en este interesante recorrido.

sindrome-del-edificio-enfermo

En primer lugar, debes saber si tu inmueble está enfermo.

CONTINUARÁ…

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *