Reformando reformas del hogar

Recientemente hemos finalizado una reforma en un apartamento en planta baja, situado en el centro de Sevilla.

El cliente se puso en contacto con nosotros y nos trasladó que los niveles de ruido (aéreo) en el interior de su vivienda eran insoportables. En su opinión, el problema principal era el escaso aislamiento acústico.

Durante la visita pudimos comprobar que la vivienda ofrecía un aspecto impecable, pero había sufrido una reforma hacía muy pocos meses. Según nos comentó, se la había hecho “un albañil conocido que últimamente ya no le cogía el teléfono”.

A continuación, se realizó una inspección visual con medición de espesores de cerramiento y carpinterías, llegando a las siguientes conclusiones de inmediato:

  1. El cerramiento exterior de la vivienda estaba formado por una sola hoja (citara de ladrillo macizo), revestida exterior e interiormente con mortero de cemento y enlucida de yeso por el interior. Este cerramiento exterior de vivienda, incumple cualquier tipo de normativa, a nivel térmico, la eficiencia energética es paupérrima ya que el coste para calentar, enfriar o mantener la vivienda dentro de los parámetros de confort, se dispara.
  2. Como consecuencia al punto primero, se detectaron también humedades por condensación en los paramentos verticales de cerramiento. Lógicamente la temperatura fría de la cara interior del mismo atraía el vapor de agua que se genera en cualquier tipo de vivienda. Este cerramiento para funcionar como tal, carecía de: cámara de aire, aislamiento y una segunda hoja, la interior.
  3. El punto más importante, las ventanas, es el punto más débil de cualquier fachada. A este cliente le habían instalado unas ventanas correderas del modelo y la serie más barata del mercado, con un doble acristalamiento 4(8)4, además incorporaba compacto de persiana. Esta combinación de carpintería que se sigue montando y mucho en la actualidad, algo que no entendemos, es NEFASTA energética y acústicamente. DOGARES no ha montado nunca, ni montará estos sistemas que incumplen y enmascaran problemas futuros a los ususarios.

Soluciones

  • Ventana salón, dos hojas, una oscilobatiente de PVC 70 mm, con doble acristalamiento 6+6 (16)+6, con láminas acústica y térmica, incluso. Eficiencia energética certificada A***
  • Ventana dormitorio, dos hojas una oscilobatiente de PVC 70 mm, con doble acristalamiento 6+6 butiral translucido (16)+6, con láminas acústicas y térmicas. Eficiencia energética certificada A***
  • Trasdosado autoportante en cerramiento, mediante perfilería de acero galvanizado de 48 mm, aislamiento panel lana mineral 60 mm y 2 placas de yeso laminado de 15 mm.
IMG-20160302-WA0019

Antes de la reforma

IMG-20160302-WA0008

Después de la reforma

IMG-20160302-WA0006

Después de la reforma

Antes de la reforma

Antes de la reforma

Después de la reforma

Después de la reforma

Conclusión

Si te dispones a hacer una reforma, busca y contrasta hasta encontrar empresas confiables con profesionales cualificados técnicamente. Es importante conocer y exigir los niveles de confort que existen y pretendemos para nuestro hogar.

 

firma_paco

 

 

 

Francisco Pineda

Arquitecto técnico en Dogares

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *