Entradas

¿Qué se necesita para abrir un local comercial?

Para abrir un local comercial necesitamos varias licencias y permisos que van a depender del tipo de actividad que vayamos a realizar, las puede tramitar tú mismo o bien buscarte una empresa que te lo gestione todo, donde te harán un proyecto de adecuación y reforma para obtener las licencias, incluida la reforma si tuvieras que hacerla.

Lo primero tendrás que ir a tu ayuntamiento e informar de qué negocio quieres abrir y qué necesitas para obtener la Licencia de Apertura de la Actividad a desarrollar, es obligatoria para todos los negocios nuevos, y acredita que el local cumple con la normativa para desarrollar tu actividad. Aquí te deben de informar de todas las exigencias que debe cumplir tu local.

Si necesitas hacer alguna reforma, tienes que pedir la Licencia de Obra, y deberás preguntar en tu municipio que requisitos debes cumplir, esto tiene un coste que varía según la embergadura de la adecuación que tengas que hacer y del municipio donde estés.

Todos los locales abiertos al público en general deben cumplir lo siguientes requisitos, aunque variará según los metros cuadrados que tengas:

ACCESIBILIDAD para todas las personas, ya sean a pie o en silla de ruedas, no debe de existir desniveles ni dentro, ni en la entrada del local.

SEGURIDAD CONTRA INCENDIOS: Debe de estar señalizada la evacuación, alumbrado de emergencia y los extintores. En general, es necesario que la puerta de entrada abra hacia afuera.

INSONORIZACIÓN: Si la actividad puede causar ruido o vibraciones que molesten a los vecinos, deberá presentarse un estudio de impacto acústico donde vendrá descrito el foco del ruido y las medidas para su control.

INSTALACIONES ELÉCTRICAS: Es necesario informarnos por la compañía eléctrica de los requerimientos para instalaciones nuevas, o si es una reforma, asegurarnos del estado y cumplimiento de la instalación existente y de la acometida pública que suministra al local desde la red.

AIRE ACONDICIONADO: El aire debe expulsar al exterior, por lo que sería conveniente estudiar la mejor opción tanto de equipo como de localización, su potencia dependerá de los metros del local. Si es necesario un sistema por conducto, esto nos obligaría a bajar los techos, sin olvidarnos que hay que cumplir una altura mínima permitida.

HIGIENE: Si la actividad del negocio requiere manipulación de alimentos o bebidas, entonces la cosa se complica, existe una normativa específica para esta actividad en cada municipio, donde se señalan requerimientos tanto de superficies exigibles por zonas de trabajo, materiales a emplear, mobiliario, tratamiento de residuos, ventilación…

Una vez realizada la reforma conforme a las normativas de tu municipio, tendrás que solicitar la Licencia de Apertura y Pagar las tasas Municipales, donde tendrás que presentar todo lo anterior, y que te den el visto bueno.

1b2367c

 

 

 

Carmina Pacheco

Decoradora de interiores en Dogares

Construyendo Tranquilidad

Nada es más importante en nuestro hogar que la seguridad y la tranquilidad.

Pero cuando abrimos las puertas de nuestra casa para que se realicen reformas, por pequeñas que sean, podemos estar poniendo en peligro esa seguridad.

En DOGARES cumplimos con toda la legalidad que se pueda exigir, ofrecemos las máximas garantías para que nuestros clientes no sufran ningún riesgo y vivan la experiencia de su reforma con toda tranquilidad y seguridad.

Hay una gran cantidad de normativa aplicable a la actividad de la construcción, la rehabilitación y las reformas del hogar. La legislación vigente en estas materias pretende proteger al consumidor, a los trabajadores y a la sociedad en general. No cumplirlas o eludirlas significa estar participando en la “economía sumergida” y correr el riesgo de sufrir las consecuencias de las irresponsabilidades que cometan otros.

Deberíamos conocer los efectos que puede tener el contratar a personas o empresas que no cumplen con las leyes. Nos convertimos en responsables subsidiarios, porque es nuestra obligación exigir ese cumplimiento. Las consecuencias pueden llegar desde infracciones administrativas, hasta la posible comisión de un delito en caso de accidente laboral o el tener que sufragar la responsabilidad civil que se pueda generar en cada caso.

De nada sirven las lamentaciones ni las rectificaciones a posteriori. Debemos saber con quién nos la estamos jugando, no solo a nivel profesional sino también en cuanto al cumplimiento de la ley.

¿Qué deberíamos saber y exigir?

  • Que la empresa esté en regla con sus obligaciones fiscales, mercantiles y laborales.
  • Que pueda responder con garantía y solvencia en caso de tener algún tipo de incidencia.
  • Certificaciones que nos dan certeza de que la empresa ha superado unas mínimas exigencias.
  • Y siempre, siempre, siempre presupuesto y factura por los servicios prestados.

En sucesivos artículos iremos comentando con detalle toda la normativa aplicable y las consecuencias de su incumplimiento.