Entradas

Nobleza natural vs actividad frenética

¿Qué ocurre si utilizamos una piedra natural como pavimento en un edificio de alto tránsito peatonal?

El Mármol Travertino presenta en su estructura morfológica coqueras, por este motivo esta agradable piedra natural se ha venido utilizando a lo largo del tiempo en ornamentación de fachadas, aplacados interiores y como pavimento en lugares de escaso tránsito.

De forma incorrecta, el arquitecto de un concurrido espacio público eligió utilizar este noble material, con la contradicción añadida de que posteriormente se sellaron las coqueras con una resina transparente para evitar el depósito de posible suciedad y facilitar la limpieza.

¿Es coherente transformar lo natural en artificial?

A las desafortunadas decisiones descritas, podríamos sumar el inadecuado gran formato elegido 1,00×1,00m, el escaso espesor del pavimento y la defectuosa colocación.

En las imágenes podéis observar cómo la totalidad del hall está sembrado de estas patologías.

patologia2 patologia1

Inadecuado material en lugar inapropiado

Hace unos días, en uno de los núcleos húmedos de una conocida clínica sevillana, pudimos fotografiar el comportamiento de un tapajuntas de DM. Como algunos sabréis, las siglas DM se refieren a la DENSIDAD MEDIA que alcanza un aglomerado elaborado con fibras de madera y resinas sintéticas mediante la aplicación de alta presión y calor en seco.

La utilización de este material en este tipo de ambientes húmedos está contraindicada. En este caso, además, tampoco había sido hidrofugado o, lo que es lo mismo, tratado contra la humedad o contacto con el agua.

mat1

Zona superior del tapajuntas

mat2

Zona inferior de tapajuntas

 

 

 

 

 

 

 

 

mat4mat3

 

 

 

 

 

 

En las imágenes se observa el deterioro ocasionado por el agua en contacto con este material.

Las densidades aproximadas que alcanza el DM estándar según su espesor, son:

  • de 2,5 a 3 mm 800 kg/m³
  • de 7 a 9 mm 770 kg/m³
  • de 10 a 16 mm 760 kg/m³
  • de 22 a 25 mm 750 kg/m³
  • de 28 a 32 mm 740 kg/m³
  • de 35 a 38 mm 730 kg/m³
  • de 38 a 40 mm 720 kg/ m³

¿Has visto o experimentado en alguna ocasión el deterioro de un material por ser inadecuado o colocarse en un lugar inapropiado? Cuéntanos tu caso y te asesoraremos.

La importancia de los detalles: La peldañería

Las escaleras son sin duda uno de los paramentos clave de la edificación, tanto en interior como en exterior. Son casi siempre zonas de tránsito frecuente por lo que demandan seguridad y resistencia. Forman parte del pavimento y deben armonizar con él; pero por otra parte presentan multitud de aristas que complican su resolución si nos salimos de los materiales tradicionalmente empleados a este efecto.

Las escaleras de mármol, granito o piedra artificial están fabricadas a medida con piezas terminadas para cada plano del peldaño –huella, tabica, zanquín– . Estos materiales permiten resolver sin problema aristas y encuentros, y su acabado abarca desde el pulido y abrillantado hasta el granallado o muy rugoso para exteriores.

Otro material tradicional que triunfa siempre en las escaleras es el gres natural o extrusionado. Duro como la piedra pero bello y trabajable como el barro, es un pavimento excelente y ofrece todas las posibilidades en forma de piezas especiales. Peldaños, esquinas, escuadras, escocias, zanquines, pasamanos…   FERROGRES, GRES DE ARAGÓN, GRES DE ANDORRA, GRES DE BREDA, EXAGRES, ROSAGRES y muchas otras, fábricas sobre todo del norte de España, gallegas, aragonesas, catalanas. Muchos de los mejores hoteles de las costas españolas lucen este tipo de material en piscinas, terrazas y zonas comunes.

¿Y qué ocurre con los materiales modernos, los más vendidos, los de Castellón, el gres esmaltado y el porcelánico? Pues ahí han estado tratando de acercarse a los arriba descritos, con desigual fortuna. En el caso del gres, sencillos peldaños huella ranurados, que no quedan bonitos ni resistentes, y soluciones de perfilería como los mamperlanes o los problemáticos torelos pegados previamente a la pieza. La mejor solución: Un peldaño lo más parecido posible, extrusionado… o porcelánico.

DOG 296gres con torelo pegado

Problématica del gres con torelo pegado

DOG 003peldaños huella gres

Peldaños huella gres

Porque en el caso del porcelánico, aquí sí, ya hace tiempo que se vienen fabricando y comercializando peldaños enteros de gran formato y excelente acabado, así como series de porcelánico esmaltado de estilo rústico y formato convencional que incorporan toda la variedad de piezas especiales del extrusionado… ¿Y saben quiénes andan también por aquí innovando, además de las grandes marcas nacionales? Pues EXAGRES y GRES DE ARAGÓN, los modernos porcelánicos de estas fábricas ofrecen altísimas prestaciones para interior y exterior y unos acabados de lujo. Pregunte a su vendedor, él le asesorará. Y siempre que pueda, emplee materiales de calidad. En detalles clave, como en las escaleras, se nota la diferencia.

DOG 301porcelanico

Porcelánico

DOG 302porcelanico rustico

Porcelánico rústico

La importancia de los detalles: La Perfilería

Una labor de revestimiento puede bajar mucho su nota final si no resuelve bien detalles como esquinas salientes, pilares, mochetas o remates de encimera. Pongámonos en situación: Laura va a hacer la primera comunión y hemos decidido cambiar el zócalo de la fachada de nuestro cortijo, un gres de los ochenta pasado de moda y desportillado. Nos lo harán el fin de semana antes, es un trabajo de un día o día y medio. Nos encargamos de comprar “las losas”, tratando de asegurarnos lo mejor que podemos en cuanto a medidas y calidades… El sábado por la mañana llega la cuadrilla al tajo, y mientras el peón rompe y prepara el soporte y el material de agarre, surge la pregunta del millón. “¿Y en las esquinas qué le ponemos?” Y entonces salimos corriendo a ver si sobre la marcha, siendo sábado y sin tiempo de espera encontramos una solución funcional y estéticamente digna, algo que no siempre es posible.

perfileria1.2Perfiles con fibras vegetales y perfiles metálicos, una buena solución en exterior

Algunos recordaréis aquellos azulejos de 15×15 que traían su parte proporcional de cantos romos o ingletes. Igualmente existían la escuadra o cantonera y el cubrecanto, pero sólo en los colores básicos (blanco, azul, verde y marrón). La preparación de ingletes o colas (rebajar a 45 grados los ángulos rectos de las piezas en los encuentros) era una labor muy frecuente en la propia obra o en talleres y almacenes y los materiales naturales o artesanos (piedra, áridos y barro) no solían dar problemas en estos aspectos, pues su nobleza permite trabajarlos mediante corte al agua, o dejar los cantos vistos o a hueso.

Con el boom de la cerámica de los años 80 y 90, la multiplicación del modelaje y las aplicaciones del material cerámico (azulejos, gres, porcelánicos) trajo consigo la aparición y crecimiento de la perfilería como industria satélite. Marcas como EMAC, PROFILPAS, INGEPERFIL , VALENPLAS, ITALUX y otras ofrecen catálogos específicos llenos de soluciones. Perfiles exteriores o integrados en la labor, para interior y exterior, fabricados con materiales tan diversos como PVC, aluminio, madera, fibras vegetales, acero y combinaciones entre ellos… Desde el sencillo perfil redondo de 1,20€ la pieza de 2,60 ML. hasta peldaños integrados para escaleras de alto tránsito, 30, 60, 100€/ML… Rodapiés, ángulos, escocías, cantoneras, listelos decorativos, juntas de dilatación o estructurales… Podríamos decir que allí donde la cerámica moderna encuentra un problema de ejecución, la perfilería lo soluciona. La cerámica esmaltada tiene el canto feo y no se puede dejar a la vista… Perfilazo y vamos. Pero además la capacidad de innovación de estas empresas pone también a sus productos a competir más que dignamente con otras soluciones tradicionales muy aceptadas.

DOG 318 perfiles, perfiles, perfiles.

Por desgracia, muchas de estas maravillas no se encuentran fácilmente en los stocks de las tiendas, ni siquiera en los de las grandes superficies de bricolaje y construcción. El envío suele ser rápido y no demasiado caro, porque las marcas tienen bien estudiado este tema, pero un día o dos no hay quien nos lo quite. Y mucho cuidado, que se ven auténticas barbaridades para sacar adelante la faena, con la mejor intención… El albañil o ustedes han ido a comprar los materiales, pero la solución que necesitan, lo que de verdad les gustaría que sus amigos vieran en su cortijo el día de la comunión de esa niña especial, tarda dos días. Ay, los detalles.

Nuestro consejo, como siempre, es que hay que asesorarse bien y con tiempo suficiente. Un buen técnico, además de medir con absoluta fiabilidad, verá rápidamente las necesidades de material de su proyecto y llamará a su vendedor de confianza, que gestionará eficazmente el suministro. Llegado el día D, un buen profesional (en este caso de la albañilería) ejecutará el trabajo obteniendo un resultado satisfactorio. Si quiere y puede hacer las cosas bien –en construcción es muy conveniente, las reformas se hacen para años y las obras para siglos- póngase en manos de profesionales. No es caro y además, suele ser una bonita experiencia, un remanso de placer en medio de la vorágine… Las obras y reformas trastornan, pero mucho menos si se hacen bien.

La importancia de los detalles: La Lechada

Pocos detalles influyen tanto en el correcto acabado de una labor como lo hace el rejuntado o lechada en los pavimentos y revestimientos.

En la construcción tradicional, los alicatados y solados interiores se llagueaban con cemento blanco, y los exteriores con mortero flojo o a la cal. En el caso de materiales como los terrazos y mármoles, el cemento blanco se aplicaba abundantemente, tapaba los posibles huecos o cangrejeras y quedaba integrado en el propio material tras el pulido. En algunos casos se añadían colorantes básicos, como el ocre para conseguir tonos beiges. En los años setenta las fábricas de terrazo ya elaboraban sus propios cementos coloreados para cada modelo de baldosa. Luego llegaron los italianos con su fugabella

La continua innovación en la fabricación de materiales de construcción nos ha traído un amplísimo abanico de morteros tapajuntas. Enriquecidos con resinas y otros elementos, abarcan una gama cromática impensable hace años. Junta ancha, junta fina, junta universal, porcelánicos, antihongos para piscinas… son lavables, resisten la dilatación sin agrietarse y conservan el color de forma indefinida.

MCP001

Ya tenemos la gama; ahora hay que acertar con la elección. A veces es mejor buscar un tono similar, otras veces resulta más atinado el contraste. Los pavimentos rústicos o naturales y sus imitaciones se enlechan o llaguean en color gris cemento o gris antracita, casi negro, con junta ancha en exteriores y un poco menos ancha en interior… Los modernos precortes, que suelen combinar tonos claros y muy oscuros, se llaguean en blanco o tonos muy claros para realzar el efecto mosaico del precorte; también se llaguean con blanco los azulejos de colores vivos que marcan tendencia últimamente. Pregunte a su vendedor, él le asesorará. En muchos casos la lechada es tan importante a nivel decorativo como la propia cerámica.

La APLICACIÓN

Evidentemente la innovación en los materiales trae consigo nuevas técnicas y herramientas. La aplicación de los modernos morteros tapajuntas es una disciplina complementaria que los buenos profesionales han tenido el cuidado de dominar y practicar. Las compañías fabricantes ofrecen periódicamente jornadas de formación que canalizan a través de los distribuidores.

Y, por supuesto, la LIMPIEZA.

¡Ajá! Aquí tenemos un punto clave frecuentemente descuidado… Los mismos aditivos que dotan a las modernas juntas cerámicas de propiedades como la elasticidad y la conservación del color les confieren también mayor resistencia a los agentes limpiadores, sobre todo cuando se endurecen. Por ello la correcta limpieza de los restos de mortero tapajuntas es un toque final indispensable… Hay que repasar y limpiar la lechada a tiempo y a conciencia para que la labor luzca al cien por cien. Los buenos peones, que lo saben, van llagueando y limpiando a tajos cortos si la hora aprieta y nunca dejan la limpieza de la lechada para el día siguiente. Es un error fatal; los restos no eliminados atraerán la suciedad para siempre.

1 2